Platillos tipicos de Argentina

por | julio 24, 2019

Argentina es un país, grande y muy hermoso, lleno de maravillas naturales y monumentales impresionantes, pero Argentina también se distingue por sus deliciosas comidas.

A continuación te mostraremos un poco de la gastronomía argentina, dándote algunas recetas para que elabores estos ricos platos desde cualquier parte del mundo.

Asado Argentino (Argentina es uno de los principales productores de carne a nivel mundial, dentro de su gastronomía este plano no podía faltar)

Ingredientes:

  • Carne (Costilla y Carne en tiras)
  • Embutidos (Chorizzo morcillas)
  • Vegetales (Cebolla Batatas y Papas)
  • Leña o carbón
  • Cuchillo
  • Sal

Preparación:

  1. Salar la carne
  2. Prender el carbón o la lecha en la parrilla
  3. Colocar la carne en la parrilla, mientras se cocina agregamos los embutidos y cocinamos todo, dado vuelta a las piezas.
  4. Colocar los vegetales ya cordados, primero las batatas y papas y a los 15 minutos las cebollas
  5. Cocinar según gusto la carne (½ o ¾), sacar los embutidos si ya están listo
  6. Pinchar los vegetales para comprobar la cocción
  7. Disfrutar del mejor asado a la argentina

Empanaditas (la elaboración de estas empanaditas puede ser variada y es típica de toda Argentina).

Ingredientes:

  • 3 tazas de harina de trigo
  • ¼ a ½ cucharadita de sal
  • 6 onzas de mantequilla sin sal (6 onzas = 170 gramos)
  • 1 huevo
  • ¼ a ½ taza de agua o leche agregue la cantidad necesaria hasta que la masa quede suave

Preparación:

  1. Mezcle la harina y la sal en la procesadora de alimentos.
  2. Añada la mantequilla, el huevo y el agua o leche (poco a poco), pulse y mezcle hasta que se empiecen a formen bolitas pequeñas de masa suave.
  3. Saque la masa de la procesadora y forme una bola con la masa.
  4. Si no tiene procesadora, para hacer la masa de empanadas a mano, siga las mismas instrucciones para mezclar todo junto usando las manos. Use las manos para mezclar la masa hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados y se obtenga una masa suave. Puede agregar agua o leche adicional si la masa está seca.
  5. Separe la masa en dos bolas grandes y aplástelas en forma de disco. Se puede usar de inmediato o se puede guardar refrigerado durante 1 a 2 días.
  6. Estire la masa con un rodillo hasta obtener una capa fina y corte redondeles para las empanadas del tamaño que desee (puede usar moldes redondos, un plato pequeño o una taza). Otra opción es formar varias bolitas de tamaño mediano (o pequeño según el tamaño de las empanadas que quiere hacer), y luego estirar cada bolita individualmente – se puede también usar una prensa de tortillas para estirar la masa.
  7. Los discos o tapas caseras de empanadas se pueden usar inmediatamente o se pueden guardar en la refrigeradora para usarlas más tarde. También se pueden congelar si lo desea.
  8. Para que las empanadas queden bien selladas, recomiendo usar la clara de huevo en los filos para que actué como gomita, antes de hacer el repulgue. También recomiendo dejarlas en la refrigeradora por lo menos 30 minutos antes de hornearlas para que no se abran cuando se estén horneando (en especial si tendrán algún relleno con queso). Para que tenga un bonito color brillante, píntelas con yema de huevo antes de hornearlas.
  9. Para hornear las empanadas de tamaño mediano, pre-caliente el horno entre 375F a 400 F (190C a 205C) y hornee durante 20-25 minutos o hasta que las empanadas estén doradas. Mientras más pequeñas sean las empanadas, menos tiempo necesitan en el horno.

Alfajores (estos riquísimos dulces son clásico en la gastronomía argentina, suelen regalarlos como muestra de aprecio al igual que las cajas de bombones)

Ingredientes:

  • 100gr de mantequilla
  • 100 gr de azúcar
  • 3 huevo
  • ½ cucharadita de vainilla
  • Ralladura de limón
  • 100 gr de harina de trigo
  • 200 gr de fécula o almidón de maíz (Maizena)
  • ½ cucharadita de levadura o polvo de hornear
  • 250 gr de dulce de leche
  • 30 gr de coco rallado

Preparación:

  1. En un bol tamizamos los dos tipos de harina, la de trigo y la de maíz con la levadura y la sal. Reservamos.
  2. En un bol, y con la ayuda de un tenedor, mezclamos bien la mantequilla con el azúcar.
  3. Es fundamental que la mantequilla esté a temperatura ambiente. Tiene que tener una textura de pomada para poder trabajarla y que el azúcar esté molido o sea azúcar glass, para que no se noten los granitos al final del proceso.
  4. Mezclamos bien hasta que nos quede una crema.
  5. Añadimos la yema de huevo. Después un huevo entero y la mitad de otro una vez batido. Parece lioso, pero es para añadir la cantidad exacta de huevo, tendríamos que emplear 3 huevos, pero en realidad sólo vamos a emplear el peso de 2.
  6. Incorporamos a la mantequilla con el tenedor o unas varillas.
  7. Agregamos la harina y mezclamos bien con el tenedor, o la punta de los dedos hasta que tengamos una masa homogénea y muy blanda. No es necesario amasar, se trata simplemente de mezclar bien todos los ingredientes.
  8. Colocamos la masa, envuelta en papel transparente, en el frigo durante 20 minutos. Es necesario que adquiera cierta consistencia para poder trabajarla, por eso es fundamental este tiempo de frío.
  9. Una vez pasado el proceso de enfriado y compactación de la masa.
  10. Espolvoreamos una superficie de trabajo con abundante harina.
  11. Vamos a tener que espolvorear con bastante cantidad ya que la masa seguirá siendo bastante blanda. Si no tenemos la superficie bien enharinada se pegaría a la base.
  12. Colocamos parte de nuestra masa sobre la superficie de trabajo. Con un rodillo enharinado, estiramos hasta que tenga un grosor de medio centímetro.
  13. Con un cortante o un vaso de chupito, hacemos las porciones de los alfajores. Yo he utilizado un cortante de unos 5 o 6 cm. de diámetro.
  14. Precalentamos el horno a 155º C con calor arriba y abajo y sin ventilador.
  15. Colocamos los alfajores en una bandeja de horno sobre papel de hornear, con mucho cuidado de no deformarlos.
  16. Horneamos durante 7 u 8 minutos a 155º C y retiramos a una rejilla hasta que se hayan enfriado totalmente.
  17. Los alfajores han de quedar bien blanquitos. Por lo que no debemos esperar a que comiencen a dorarse dentro del horno. Con esos 7 u 8 minutos será suficiente.
  18. Es fundamental controlar el tiempo de horneado para conseguir alfajores jugoso. Ya que podrían quedar pastosos y secos si los horneamos demasiado, son unos pocos minutos será suficiente.
  19. Una vez que las tapas de nuestros alfajores están frías, rellenamos con una cucharada de dulce de leche. Por último (opcionalmente) rebozamos los laterales con coco rallado al gusto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *